Monday, November 14, 2005

Palabras del Caracol: Recordando a Nuestros Muertos

Mensaje del Caracol Matlatl en
el primer encuentro
en memoria de nuestros muertos en lucha.



Nosotros somos el Caracol Matlatl-Tollocan, uno de los colectivos participantes en la coordinación de este pequeño encuentro.

Agradecemos a los vecinos de San Pablo Autopan que nos reciban en este su sagrado territorio ñahñú. Y a quienes se desplazaron para llegar aquí, damos también la bienvenida.

Este primer encuentro político cultural tiene como propósito conmemorar a nuestros muertos en lucha, y cuando decimos "en lucha", nuestra memoria se expande y se vuelve arcoiris, pues las luchas son muchas y diferentes.

Conmemoramos las luchas de los trabajadores del campo y la ciudad. Aquellos que generan la riqueza de este país aunque muy poco, casi nada o nada, disfruten de ella. A quienes lucharon por mejores condiciones de trabajo y nunca se vendieron con el patrón ni se le unieron para explotar a sus propios hermanos, aunque ello les costara la vida.

Conmemoramos la lucha de las mujeres que dentro y fuera de su hogar trabajan muy duro y sin embargo deben enfrentarse a la discriminación, al abuso, a la violencia y hasta a la muerte por el simple hecho de ser mujeres. A todas aquellas que diariamente emprenden la defensa de su dignidad, de sus sueños, de su cuerpo, de su preferencia sexual cualquiera que ésta sea. Honramos la memoria de todas las compañeras que en esta lucha han dejado la vida para que el caminar de quienes venimos atrás pueda ser más ligero y honramos también a todas las mujeres a quienes esa vida les fue arrancada impidiendo que diera los frutos que prometía.

Estamos aquí para recordar la lucha de hombres y mujeres a quienes les dolió tanto el sufrimiento ajeno que no pudieron dedicar su vida a otra cosa que no fuera defender los derechos del otro, a pesar de que sus actos fueran en contra de todo un sistema e incomodaran al soberbio poder, y recibiendo con la frente en alto el látigo de su venganza.

Conmemoramos la lucha que millones de hermanos indígenas han venido librando durante siglos. Primero para defender estas tierras frente a la invasión extranjera, luego para soportar la humillación y el desprecio de la colonia española. Lucharon y ofrendaron su sangre en un intento de independencia que no los contempló. Lucharon también por una revolución que transformara de raíz las miserables condiciones de vida en que vivía la mayoría. Y otra vez… nada. Pero esto no los detuvo, siguieron luchando de manera organizada, exigiendo sus derechos o de la manera más generalizada: sobreviviendo; cultivando las pocas y malas tierras que el poder permite, defendiendo su cultura, su forma de ser y de pensar, de vestirse y de hablar, en otras palabras: su derecho a existir.

Hoy día, son los indígenas espíritu y corazón de la lucha social en nuestro país. Ellos, ustedes, nos dan ejemplo de defensas imparables. De la defensa del agua, del bosque, del maíz, de la tierra, de la cultura, de su autonomía y a fin de cuentas de la defensa de la vida.

No es entonces casual, que sea precisamente una organización indígena quien en estos momentos convoque a toda la gente sencilla y humilde de esta nación, a toda la gente que actúa del lado que le late el corazón a hacer un esfuerzo, el último quizás, por salvar a la matria, por sacar este país adelante y liberarlo de los gobiernos vendelotodo, por construir la posibilidad de vivir en un mundo donde quepan todos los mundos.

Esta organización es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y la palabra con la que convocan a esta lucha se llama Sexta Declaración de la Selva Lacandona. En esta declaración, el EZLN extiende su lucha y se une a todos los explotados y desposeídos de México. Se nos invita a unirnos y luchar juntos por techo, tierra, trabajo, alimento, salud, educación, información, cultura, independencia, democracia, justicia, libertad y paz. Se nos invita a luchar de manera totalmente pacífica, organizándonos y no seguir esperando que el gobierno nos resuelva los problemas, porque ya sabemos que no lo va a hacer.

Y habemos quienes nos hemos unido ya y lucharemos por otra forma de hacer política desde abajo, desde el pueblo, sin líderes, donde la única paga sea la satisfacción del deber cumplido; y hemos iniciado un movimiento que llamamos "La Otra Campaña". Y es otra porque no será una campaña donde vayamos a hablar y a engañar a la gente, porque no pedimos nada, porque es lo "otro", distinto a lo que estamos acostumbrados.

En esta otra campaña, vamos a ir a todos los rincones del estado y del país a donde la gente nos reciba. Vamos a ir a escuchar cómo viven, qué piensan, qué sienten, qué sufren...

Ojalá algunos de ustedes nos abran las puertas de su casa y de su corazón, nosotros queremos saber de ustedes. Ojalá su conciencia les diga que Ya basta!! de tanta humillación y desprecios, y se acerquen para conocer esta Sexta Declaración.

A nombre del Caracol Matlatl – Tollocan y de la Otra Campaña, gracias por escuchar nuestra palabra y por recibirnos en su territorio sagrado.

"Hay un matlatl que arropa los cuerpos para entregarlos a la tierra. Otro, a cambio, cosecha las luchas de hombres y mujeres, es el matlatl al hombro del pueblo que sabe encontrar la semilla, la esperanza, la vida… "

1 Comments:

Blogger Aire tibio said...

NOTA PUBLICADA EN EL PERIÒDICO "LA JORNADA".
Señora directora: Los abajo firmantes nos manifestamos por el respeto a los derechos humanos de los detenidos en la comunidad de San Salvador Atenco, exigimos esclarecimiento de los hechos y repudiamos la política represiva del gobierno del estado ante los movimientos sociales. Si la represión es lo que se antepone a la negociación, qué sexenio nos espera.
Atentamente.
Frente Amplio de Organizaciones Sociales, Colectivo Genovevo de la O, Asociación de Derechos Humanos del Estado de México, Frente Mazahua. Kh'a Muro Ñhu'u (Haciendo Camino, de San Pablo Autopan). Responsable de la publicación: Mónica Hurtado (Integrante del Colectivo "Con la sexta en el Valle de Toluca"

4:09 PM

 

Post a Comment

<< Home